martes, 26 de abril de 2011

DESPOJOS

Nadie escucha su clamor, fuertes dolores,
sin piedad enajenan su sesera
la materia atiborrada, vastas grietas
polvo en la nariz, corrompidos los olores.

La carne putrefacta, están contritos
los temores explotando en su consciencia
les tortura el desamparo y la condena
son horas insiaciables.¡Se oyen gritos!

De repente, la frescura de la tierra
invade los desechos, olvidados y podridos,
se levantan del sepulcro. ¡¡Es la Vida!!
les ciega un fulgor. Se oye la guerra.

Son los ángeles bajando en la penumbra
abrazando los despojos con sus alas
en las venas les circula el tibio plasma
transformados los levantan de la tumba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TUS COMENTARIOS AQUI

Seguidores

Visitantes recientes