domingo, 6 de febrero de 2011

LA FUERZA DEL SILENCIO

No hay nada que detenga la fuerza del silencio
ni los estruendos en la habitación tranquila
ingenuas bóvedas, imbéciles cercados
nadie sabe lo que trae la noche en su mochila.
Quien toca a la puerta, quien observa los pasos
qué atormenta a la sangre en sus pupilas
sus arterias vagan en melancolía y abandono
mientras los títeres en harapos se toman un tequila.

De puntillas se aproxima la hipócrita borrasca
y las retinas del misterio velan el interior de la morada
dos tórtolos en la nada, ardiendo una chimenea
las promesas en el suelo, por las mil y una bofetadas.
La sangre del inocente grita pidiendo que haya tregua
que venga la sedición, que termine la agonía
pero no hay nada que silencie la voz de la violencia
ni un loco que estrangule sin piedad a la anarquía.

Es la hora en que la vorágine se roba la escena
en el teatro donde danza la crueldad y el tormento
ha de venir el instante en que la sombra se muera
y el rayo de luz arrincone el horror de este momento.

7 comentarios:

  1. Tremendo y sobrecogedor.
    El mundo real y violento dentro de cuatro paredes y la complicidad hipócrita de los que están afuera.
    ¡Qué fuerza tiene tu verso y qué lenta agonía le imprime ese silencio!

    ResponderEliminar
  2. Miriam
    la fuerza de tus palabras aullando sobre el silencio!
    difícil hacerlo mejor! felicidades!y todo mi cariño! ML

    ResponderEliminar
  3. Miriam.
    De nuevo un placer y admitración el poder deleitarmee con la lectura de tus versos. Tan original e intenso. Embelleces las descripciones. Lo dicho, un gustazo. Un sincero saludo.

    ResponderEliminar
  4. Me gustó esa imagen de los títeres en harapos tomando un tequila.

    ResponderEliminar
  5. Miriam
    Es un verdadero deleite poder disfrutar de poesia superlativa como la tuya. Y es que cada poema supera al anterior, y eso es de admirarse...

    Mis ovaciones totales para ti, Miriam.

    Saludos
    Patricia

    ResponderEliminar
  6. luis alberto predas10 de mayo de 2011, 15:00

    miriam
    Muy Bueno y te lo dice un imbecil virtual cercano... sentimientos de soledad cosmica junto con realidades toxicas y diarias.
    una sonrisa sincera ayudaria a sacar el desgarrante sonido velico del silencio.
    Me gusto mucho...
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Miriam, un gusto verdadero y genuino leer este poema. Me parece de una solidez y una madurez narrativa impecable. No le sobra nada, tiene lo justo y en el preciso lugar. Felicitaciones y un beso grande!

    ResponderEliminar

DEJA TUS COMENTARIOS AQUI

Seguidores

Visitantes recientes