viernes, 7 de septiembre de 2012

LLUVIA

Se está vaciando el renegrido cielo 
el agua va llamando a la ventana
con un sonido sordo a porcelana
nos deja como un halo de desvelo.

Respiro el aroma a mojado suelo,
olor que hurta la flor en la mañana
mientras las gotas besan la fontana
y abraza la tierra un tupido velo.

Se sacrifica la naturaleza,
para agitar el seno del planeta
y provocar espamos al poeta.

Al final cristaliza la belleza
con oleadas de vida infinita
en un arcoiris que a soñar invita. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA TUS COMENTARIOS AQUI

Seguidores

Visitantes recientes