sábado, 19 de febrero de 2011

POSTRE CELESTE

¿Pensabas que la luna
era de blanco queso?
¡Noooo!
Está hecha de turrones
con las mieles
de mis besos.

Los agujeros que ves,
son las crujientes nueces
con las que he decorado
tan rico postre celeste.
¿De dónde tomé las nueces?
De cada verso de amor
que en la mañana me ofreces.

Algunas noches la luna
a la mitad aparece
No es Cuarto Menguante,
tampoco Cuarto Creciente.
Es que una mordida le damos,
Cuando tus brazos me mecen.

Mientras comemos turrón
y acaricias mis desvelos
vas llenando de cirios
la inmensidad de los cielos.
Las velas son los luceros
que iluminan mis sentidos,
formados con los "te quiero"
de tus cantares floridos.

1 comentario:

  1. Simplemente precioso amiga.
    No podía ser de otra manera, sólo tú decoras un postre celestial con tus dulcísimos versos.

    ResponderEliminar

DEJA TUS COMENTARIOS AQUI

Seguidores

Visitantes recientes