domingo, 28 de agosto de 2011

DESDE MI VENTANA

Como el niño que anhela una madre
así te observo yo cada mañana
solitario, buscando amores en el aire.
Sentado a la sombra de ese árbol
con ojos tristes, mirando la distancia
acariciando ese libro con tu mano.


Desde mi vidriera, percibo tu suspiro
siento esa chispa mágica, un impulso
que alimenta de oxígeno el camino.
El sol va cubriendo tu cuerpo entero
mientras veo el hermoso cielo rojo
presagios que se queman con el fuego.


El tiempo al parecer no tiene prisa
y yo sentada al borde de mi cama
veo por los cristales tu lívida sonrisa.
Con tu imagen a lo lejos, sin tenerte
reducida al sufrimiento, me conformo
esperando que tus ojos puedan verme.


Pienso que el jardín se ve distinto
sin duda es reflejo fiel de tu mirada
que inunda el entorno con su brillo.
No conozco tu nombre o tu apellido
y tú no sabes que estoy enamorada
ni que por los ventanales yo te espío.


¿Cuántos años tendrás? Eres chiquillo,
Yo hace mucho que ya no los cuento.
¿Porqué es tan implacable el destino?
Qué en otra fase de la historia te coloca
mi aventura está llegando al desenlace
mientras que la tuya, apenas dice hola.


No se puede soñar todo en una noche
ni plantar el terreno en un solo intento
ni que emigre el occidente hacia el norte.
Pero tanto se lleva el cántaro a la fuente,
que tus ojos chocarán un día con los míos
y excitaré las mariposas de tu vientre.

9 comentarios:

  1. Desde la ventana, o desde el balcón
    Desde la ventana, o desde el balcón, desde la acera, o donde se tenga ocasión...

    Vaya, que hasta en reflejos de ventanas, en canciones, y "hasta en la sopa" se encuentra e imagina uno a esa persona...

    Qué agradable forma de expresar... Quizá alguna vez intenté decir algo parecido, con otras palabras... pero me han gustado las aquí escritas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Miriam... de Milana
    Menuda delícia de poema, preciosa. Se me ha hecho tan inmenso leerlo, que lo he releído un par de veces antes de osar comentarlo.

    Decir que me ha encantado, no hace honor a la realidad, amiga. Es, simplemente, bellísimo.

    Mi felicitación en un abrazo,

    Paula.

    ResponderEliminar
  3. Miriam
    "¿Cuántos años tendrás? Eres chiquillo,

    Yo hace mucho que ya no los cuento.

    ¿Porqué es tan implacable el destino?

    Qué en otra fase de la historia te coloca

    mi aventura está llegando al desenlace

    mientras que la tuya, apenas dice hola".

    Amiga, este poema ha removido todos los cimientos de mi ser. El no coincidir con el tiempo y el espacio de la otra persona y decubrir que en nosotros ha nacido un sentimiento hacia ella es algo terrible, algo doloroso porque sabemos que todo quedara solo en nuestro recuerdo, en nuestros adentros.

    En estos casos por más que guardemos una esperanza rara vez se materializan estos idilios, y si se dan es uno entre mil y ese solo hecho trae consigo una serie de implicaciones para los protagonistas.

    He quedado encantado con este escrito, es muy sentido y real.

    Un gusto leerte.

    Serge.

    ResponderEliminar
  4. Mirian es una preciosura tu
    Mirian es una preciosura tu poema, contemplar a veces el amor tan ajeno a nuestras nobles pretenciones, tan distante este, tan lleno de encrucijadas de pruebas amargas.

    Hay perlas negras que desdibujan nuestro presente, pero también hay perlas invisibles esperando a ser alumbradas por nuestro propio reflejo.

    tu poema me habla de una mujer enamorada de un corazón ocupado, mientras que con paciencia espera este a volverse visible algún dñia ante aquellos ojos que esperan ser espejos en donde la otra alma se refleje.

    Precioso y me ha dado algo de nostalgia.

    Que fuerza y buena poesía la que nos regalas, por favor no me prives de tus preciadas perlas.

    Un beso grande por todo el sentimiento plasmado

    ResponderEliminar
  5. Miriam
    Como el niño que anhela una madre

    así te observo yo cada mañana

    solitario, buscando amores en el aire.

    Sentado a la sombra de ese árbol

    con ojos tristes, mirando la distancia

    acariciando ese libro con tu mano.

    Estos versos te llevan a continuar leyendo hasta el fin y, como siempre, tu arte llena, con toda lindeza, mis resecas neuronas.

    Un fuerte abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  6. de Tiguaz a Mirian
    Desde la ventana y amparado por la luz de la Luna, se puede soñar hasta lo más irreal.

    Un buen tema y un muy buen escrito,tu progreso es patente.

    Mi cariño y un beso.

    ResponderEliminar
  7. Amiga
    Miri esas mariposas revolotean en cualquiera que te lee en verdad trasmites mucha fuerza siempre con tu toque...saludos amiga...te sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  8. MIRIAN
    Me ha gustado este melancólico poema, que mas bien parece el soliloquio de la enamorada, a tal punto llega el asunto, que el epílogo es.. una apuesta a la esperanza.

    SALUD

    ResponderEliminar
  9. miriam/Priscilla.
    Me hiciste recordar, la poesía del SEMINARISTA DE LOS OJOS NEGROS, ambas tienen una melancolía bellísima, sin embargo, mi bella Miriam, me quedé eufórica al leer el final, rematas con una seguridad de feroz leona...

    Pero tanto se lleva el cántaro a la fuente

    que tus ojos chocarán un día con los mios

    y excitaré las mariposas de tu vientre.



    Un saludo con mucho cariño

    Priscilla.

    ResponderEliminar

DEJA TUS COMENTARIOS AQUI

Seguidores

Visitantes recientes