domingo, 21 de agosto de 2011

SOLEDADES

Cómo poder mirarme en los calmos
mares de los cristales
luego de que la sombra anidó en mí,
fuertes rizomas,
destrozada, como si hubiera ido
por caminos sin destino
y aquella indiferencia que angustia,
en mi espalda se afincara.

Como si mi fuerza se escapara
hacia confines tremebundos,
y no consiga ser más que
una insignificante mujerzuela
solitaria en el recuerdo de una noche,
ramera que ha perdido la conciencia.

Si en los enormes temporales
que hacen vibrar la amargura
hasta las últimas moradas de la estepa,
del granítico que ansío, diviso el centelleo
me disfrazo entonces de patricia fortaleza
con la que lucho y desafío
a los horizontes gélidos de la agonía.

Me conforta la certeza
de no estar sola
enterrada en los pantanos
insensibles de la congoja,
enlodándome sin consuelo
en los mares túrbidos de la pena.
Porque soy el alba acérrima de la vida
el suelo preñado con fortificados granos
la galaxia que inspira y en el erial prospera
el espíritu que extirpa, los latidos a la tiniebla.

7 comentarios:

  1. miriam
    En la soledad es donde nos encontramos a nosotros mismos, es triste este poema pero lleno de fuerza de esa fuerza que es tu sello personal.

    ResponderEliminar
  2. Miriam
    Poetisa, que con tan delicados versos nos enriquece, y nos habla de ese mundo interior, que entre congoja y vituperio descansa la fortaleza de su alma afligida, excelso, delicioso al leer

    ResponderEliminar
  3. Miriam Alvarez
    Hermoso poema cargado de tanto sentimiento, tanta sensación y todo tan intenso que llega al interior del lector que disfruta de tus letras.

    Un abrazo sin soledad. Marivi

    ResponderEliminar
  4. Gran poema, preciosos
    Gran poema, preciosos versos:
    "Como si mi fuerza se escapara
    hacia confines tremebundos,
    y no consiga ser mas que
    una insignificante mujerzuela,
    solitaria en el recuerdo de una noche,
    ramera que ha perdido la conciencia."

    Felicitaciones y mis estrellas. LUCIA

    ResponderEliminar
  5. No encuentro monumento...
    ...mayor a la entereza que el que edifica la dignidad que en este poema, de verdad haya tantos sentimientos que de verdad no sólo conmueve sino incita, un abrazo Miriam para este sublime texto. salvador eduardo

    ResponderEliminar
  6. miriam
    no todos los días son coloridos , a veces se tornan un poco grises pero será cuestión de agregarle algo al gris para que se alegre un poco,y la vida sea mas llevadera hasta que los colores regresen y nos llenen de dicha, saludos

    ResponderEliminar
  7. mimi
    los dias son del color que tu quieras negri triste poema pero muy sentido beososso

    ResponderEliminar

DEJA TUS COMENTARIOS AQUI

Seguidores

Visitantes recientes