miércoles, 8 de mayo de 2013

AMIGOS


                                
Ah, que momentos aquellos, Ernesto,
época  de una hermosa adolescencia
 el alma abarrotada   de inocencia
y en los rostros,  el  más hermoso gesto. 

Sonrío, al  recordar las tonterías
travesuras  ingenuas   de chiquillos,
creando en la cabeza  mil castillos,
haciendo del amor la fantasía.

Recuerdas, cuando andaba enamorada,
de aquel muchacho de cabello cano,
que ustedes  lo apodaban "El anciano"
é iniciaron de pronto una algarada.

Sintieron perder  a la compañera,
la alejaba del grupo, del rebaño,
no podían permitir que un  extraño,
les robara su amor de esa manera.

Con estacas y piedras  en las manos,
iban los tres amigos más celosos,
sintiéndose  guerreros valerosos,
furiosos como grandes espartanos.

Llegaron al lugar de la contienda,
la amiga estaba en brazos del contrario,
harían lo que fuera necesario,
para llevarla de vuelta  a  su tienda.

Ayy amigo, cuán poco comprendía,
que diferentes  son los  sentimientos,
la amistad no se cambia por momentos,
es diamante  que no tiene cuantía.

2 comentarios:

  1. Cada día que pasa lo haces mejor dulce Mimi, es un placer leerte. Los tiempos pasados se pueden repetir, lo sabes. Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  2. Siempre ha sido y es una maravilla deleitarme con tus versos.
    Me encantó.
    Muchos besos, querida amiga.

    ResponderEliminar

DEJA TUS COMENTARIOS AQUI

Seguidores

Visitantes recientes